CAMILO PARRA G. – socio fundador SPI

Mientras en el resto del mundo el panorama de los centros comerciales se vislumbra complejo, en América Latina, (y Colombia no es la excepción), los centros comerciales se consolidan como una opción muy atractiva para los compradores y los buscadores de experiencias, con grandes cifras de crecimiento y afluencia masiva de visitantes. Solo por establecer un patrón de comparación, el Mall of América (el principal Centro Comercial de Estados Unidos) recibe anualmente unos 40 millones de visitantes, lo cual es una cifra que ya varios centros comerciales en Colombia alcanzan y superan.

Si lo vemos desde la perspectiva de la incidencia en una comunidad, los Centros Comerciales en Colombia se han consolidado como espacios de integración que suplen necesidades generadas por un ambiente urbano a menudo hostil, las familias acuden por que encuentran seguridad, espacios cómodos, una oferta completa de productos y servicios y sobre todo, una experiencia que permite una adecuada interacción social dentro de un ambiente controlado.

Pero que tanto conocemos esta comunidad? Hoy en día las herramientas de información nos permiten analizar cuidadosamente los intereses, gustos y preferencias de nuestros visitantes, para gestionar los espacios, los eventos, y todos los elementos de atracción de nuestros centros comerciales. La integración con la comunidad circundante garantiza que los visitantes recurrentes de nuestros espacios encuentren una oferta de productos, servicios y entretenimiento adaptada a sus necesidades.

El análisis de las variables demográficas no es suficiente, no basta con saber la edad de nuestros visitantes, dentro de nuestros análisis deben incluirse variables psicográficas (intereses, estados de vida, necesidades, grupos de afinidad) para atender correctamente a nuestra comunidad de visitantes, una correcta apropiación de nuestros espacios nos permitirá posicionarnos dentro de nuestra comunidad como la mejor alternativa cuando estén buscando un determinado producto o servicio. Un ejemplo de ello es que el análisis de información proveniente de diversas fuentes (entre ellas las redes sociales), nos permitió visibilizar la necesidad creciente de las familias de nuestro público objetivo de encontrar espacios donde sus mascotas fueran, no solo aceptadas, sino que encontraran un lugar donde pueden interactuar con ellas y con otras personas que comparten su amor por los animales, este análisis nos permitió concebir la idea de incluir un parque de mascotas (único en Latinoamérica) en nuestro proyecto Paseo Villa del Rio.

Parque de mascotas en el centro comercial Paseo Villa del Rio

No se trata solo de proveer productos y servicios, se trata de llegar al corazón de nuestros visitantes entendiendo sus necesidades y adaptando la experiencia que viven en nuestros centros comerciales a sus necesidades.

La oportunidad de generar nuevas experiencias en nuestros proyectos se nos presenta cada día… estamos estudiando suficientemente a nuestra comunidad para brindarle lo que quiere? Ese es nuestro reto hoy.

Leave A Comment